¿Cómo prevenir el estrés laboral en tiempos de trabajo remoto?

¿Cómo prevenir el estrés laboral en tiempos de trabajo remoto?

Al inicio de la cuarentena veía en el trabajo y en las reuniones virtuales una forma de distracción y escape a la situación que vivimos. Tiempo después, no quería tener más reuniones virtuales, me costaba concentrarme y me sentía agotado física y mentalmente.

Al inicio empecé muy motivado, tenía la posibilidad de mantenerme activo y no tenía que gastar gran parte de mi tiempo en el tráfico de la ciudad. Sin embargo, las reuniones virtuales y la preparación de estas me fueron consumiendo; preparar el contenido, estar pendiente del internet, de la cámara; convertir contenidos presenciales en virtuales; empecé a tener jornadas de 6 am a 12 pm frente al computador; eso de estar más tiempo con la familia se convirtió en una ilusión; empecé a sentir los síntomas del “Burnout” o “Síndrome del quemado”.

Este síndrome, enfermedad aceptada por la Organización Mundial de la Salud, se caracteriza por un estado de agotamiento emocional, una actitud de “fastidio” frente al trabajo y bajas en la productividad. Por lo general, es consecuencia de un estrés laboral crónico y el estilo de vida de los individuos y puede tener consecuencias muy graves, tanto a nivel físico como psicológico. Los síntomas más comunes son depresión, ansiedad y sentimientos de ineficiencia.

El trabajo en casa o el teletrabajo son una nueva oportunidad para las empresas y para los individuos, más allá de la cuarentena, sin embargo, es muy importante tomar ciertas medidas para garantizar nuestra salud física y mental, así como, la de nuestros trabajadores (Dedicaré otro artículo a profundizar en las ventajas y desventajas de esta forma de trabajo). En este artículo quiero contarles cómo, personalmente, considero se puede prevenir esta problemática basado en mi experiencia personal.

Quisiera advertir que en caso de que ya sientan la presencia del “síndrome del quemado”, al tratarse de una enfermedad, lo mejor es tratarlo con profesionales de la salud física y mental; Es un tema que se debe tomar con la mayor seriedad y no es bueno automedicarse o esperar encontrarse al límite para pedir ayuda. Las recomendaciones a continuación están enfocadas a la prevención.

Cuando inicie mi empresa, inicie a trabajar desde casa y desde el principio pude identificar los retos que esto conllevaba: manejo del tiempo, separar lo personal de lo profesional, la salud física y mental, entre otros. De allí nacen las siguientes recomendaciones (debo reconocer que, con la cuarentena actual, olvidé algunas de ellas, pero apenas empecé a sentirme agotado, las recordé, las apliqué y me han permitido sentirme mejor):

  1. Ambiente adecuado de trabajo: Es fundamental adecuar un espacio para adelantar nuestras labores; un espacio claramente separado de nuestros lugares de descanso, de alimentación y de ocio. De esta manera ayudamos a nuestro cuerpo y nuestra mente a diferenciar cuando estamos trabajando y cuando estamos en otra actividad. Este espacio debe ser de nuestro gusto, que atienda a las necesidades de cada uno, también debe ser cómodo, ergonómico y estar libre de distracciones. Procure no utilizarlo para actividades diferentes, no tomar sus alimentos en el mismo espacio de trabajo, ni tomar sus descansos ahí mismo.

  2. La pinta de trabajo: Arréglese y prepárese como si fuera a salir, esto lo hará sentir bien y nuevamente le enviará el mensaje a su cerebro de que está en modo trabajo.

  3. Establezca horarios y planifique sus días: Uno de los grandes retos es saber cuándo parar; Al no estar en una oficina, es más difícil saber cuando termina nuestro trabajo en el día. Para eso, establezca usted mismo los horarios, incluyendo los tiempos de descansos.

    Planifique las tareas que va a realizar en el día y ponga tiempos para trabajar en esas tareas. Empiece por las tareas más difíciles y así, al lograrlas, se sentirá motivado, si ya pudo con lo más difícil el resto se realizará más rápido. Además, celebre cada logro alcanzado, por pequeño que parezca, y prémiese con un descanso.

  4. Técnica pomodoro: 25 minutos completamente enfocado en una tarea + 5 minutos de descanso o en una actividad que le guste equivalen a un pomodoro. Después de 4 pomodoros, puede regalarse un tiempo más largo de descanso. Esta es una técnica de productividad muy usada por los trabajadores independientes y quienes trabajan remotamente, sin embargo, es solo una de muchas, seleccione con la que se sienta más cómodo y le de los mejores resultados.

  5. Colaboración de su familia/pareja/amigos: Si vive con otras personas, su familia, pareja o compañeros, comuníquele los horarios que ha establecido y así le pueden ayudar evitando las interrupciones durante el horario de trabajo y también a contarle cuando este termine. Si vive solo, cuentele a personas cercanas.

  6. No lleve trabajo a la “cama”: Antes el consejo era “NO lleve trabajo a la casa”, ahora aplica: no lo lleve a la cama. Una vez termine su jornada, procure dedicarse a otras ocupaciones, salga, así sea a la tienda, vaya a tomar un café, vea una película. Para pensar en el trabajo ya llegará el siguiente día.

  7. Hable con alguien al menos una vez al día: Muchos de los que viven solos y trabajan desde casa, pueden pasar mucho tiempo sin conversar con otras personas. Somos seres sociales y es muy importante comunicarnos con otros. Si no puede visitar a sus seres queridos, llame a algún amigo, familiar y conversen. Si vive con más personas dediquen un tiempo a conversar y externalizar cómo se siente.

  8. Cuide su salud: Aliméntese bien, ejercítese y respete sus horas de descanso y de sueño. El sueño es fundamental para regenerar nuestro cuerpo.

  9. Cuide el alma: Cuidarse no implica sólo cuidar el cuerpo. Es muy importante también darle paz al alma y al espiritú. Si usted profesa alguna creencia religiosa, dedique un momento del día a orar. También puede poner en práctica ejercicios de meditación o algún otro ejercicio de relajación.

  10. No tema pedir ayuda: Si en algún momento no se siente bien, comuníqueselo a su familia, a sus compañeros de trabajo y si es el caso a sus superiores o clientes y acuda a donde especialistas. No por estar en casa estamos exentos de enfermarnos.

Cada persona es diferente y debe aprender a conocerse para saber que es lo que le funciona. Estas recomendaciones me han funcionado, pero a pesar de que son muy generales, puede que no a todos les funcionen. Cuéntenme que técnicas utilizan para el trabajo en casa y que recomendaciones harían para mantenernos saludables física y mentalmente en esta nueva modalidad de trabajo.

 

Sobre el Autor:

Juan Camilo Machado Ferrucho. Fundador y Gerente General de Pyme Project SAS. Ingeniero Industrial con opción en Economía de la Universidad de los Andes. Magister en Innovación para el desarrollo empresarial del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Fundador de Pyme Project SAS - Consultoría estratégica para el crecimiento de las pymes colombianas - y de El Solar - Emprendimiento rural sostenible. Miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Egresados de la Universidad de los Andes. Ha asesorado a diferentes empresas en diversos sectores como el farmacéutico, el de la construcción, manufactura, servicios, entre otros, en gestión de la innovación y estrategia organizacional. He acompañado la creación de diversos emprendimientos con base tecnológica, de economía tradicional y también con enfoque social. Conferencista y tallerista, en diversos temas de emprendimiento e innovación.

Perfil de linkedin


Imprimir   Correo electrónico