Teletrabajo, un nuevo reto para las empresas

Teletrabajo, un nuevo reto para las empresas

Pensar que existan empresas en donde la tecnología y el uso de las TIC sean limitados y poco aprovechados en pleno siglo XXI no parece lo más razonable, sin embargo, se sorprenderían al conocer la cantidad de organizaciones donde se desconoce por parte de sus directivos y empleados la importancia, los beneficios y las ventajas que ofrece una buena implementación de la tecnología en sus procesos.

La pandemia por el COVID-19 aceleró varias de las tendencias que llevaban varios años presentes en la sociedad, la implementación de nuevas tecnologías de la información y comunicación y nuevas formas de trabajo en las empresas. Es positivo ver estos cambios como oportunidades y sinónimos de progreso, algunos de los cambios más relevantes a destacar son:

  1. El modo de ver la tecnología: Si antes del Covid-19 se miraba la tecnología como una opción de mejora, después de esta pandemia para la mayoría de las organizaciones será primordial actualizarse en las herramientas tecnológicas que les permitan mejorar sus procesos. Esto implica, dar el paso a que los empleados sean capacitados e invertir en la economía del conocimiento.
  2. La forma de realizar las labores: Si antes de esta pandemia creíamos que para efectuar nuestras actividades laborales debíamos estar en las instalaciones de la empresa, ahora, tenemos una nueva visión del entorno laboral y de las opciones que existen para cumplir con nuestras obligaciones sin salir de casa, haciendo uso de las TIC y las herramientas tecnológicas existentes. Cabe resaltar que no todos los cargos o roles aplican para el teletrabajo por eso es importante planificar y evaluar antes de implementar.
  3. Medioambiente: El que todos tengamos que estar en casa ha generado un impacto significativo en el medioambiente, vemos los mares, ríos y demás caudales llenos de vida; los animales han agradecido que los seres humanos estemos encerrados, se sientes más libres y con un aire libre de gases contaminantes a causa del uso de los medios de transporte. Ver el cambio que ha tenido la naturaleza nos debe servir para cambiar nuestra forma de pensar y actuar, ser más amigable con nuestros recursos naturales, apreciar las maravillas que la naturaleza nos ofrece y entender el daño que con nuestras acciones hemos ocasionado a nuestro planeta.

A pesar de que llevamos varios años escuchando sobre la transformación digital, esta crisis tomó a un importante número de organizaciones sin la debida preparación técnica y sin la capitación necesaria para desarrollar las actividades desde casa y afrontar esta situación.

A continuación, hablaremos sobre el impacto que ha tenido la modalidad de trabajo denominada teletrabajo, la cual se ha convertido en la mejor aliada para las organizaciones en tiempos de crisis, al igual que los retos que se producirán por su implementación forzosa.

Las preguntas que surgen con la implementación del teletrabajo son ¿Está generando impacto positivo la medida de teletrabajo en nuestra organización?, ¿Estamos alcanzado los objetivos?, ¿Son más productivos los empleados en esta modalidad?. No ha sido fácil para los gerentes cambiar de un día para otro la forma de pensar y de cómo se llevaban a cabo las actividades; el encierro y las limitaciones de contacto físico obligó a muchas empresas a implementar el trabajo en casa como forma de mantener el ritmo y continuar con sus procesos. Sin embargo, no podemos decir que todas están realizando teletrabajo; este no solo implica hacer las actividades laborales desde la casa, teletrabajar requiere de planificación, metodologías, recursos, políticas, medidas de evaluación, entre otros factores que permitirán un impacto efectivo y positivo dentro de las empresas.

De acuerdo a la ley colombiana 1221 el teletrabajo es definido como una forma de organización laboral que consiste en el desempeño de actividades remuneraras o prestación de servicios a terceros utilizando como soporte las tecnologías de información y comunicación para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin requerirse la presencia física del trabajador en sitio específico de trabajo.

Las empresas se han enfrentado a los cambios mencionados, y seguramente a muchos otros según la perspectiva de cada uno, todos ellos significativos. Todo cambio trae consigo retos, lo cuales generan miedo y es normal, nos aterra salir de nuestra zona de confort y tememos al fracaso; la diferencia está en atrevernos, enfrentar y asumir aquellos desafíos con optimismo. Los principales retos que hemos podido evidenciar e incluso enfrentar con la puesta en práctica del teletrabajo son:

  1. Gestión del cambio: Cuando las personas están acostumbrada a realizar sus procesos de una forma, la adopción y adaptación a una nueva resulta ser una tarea difícil y complicada. Uno de los retos que trae consigo el teletrabajo para los directivos de las empresas es liderar la gestión del cambio. Ser buen líder, en esta situación, implica saber que la transformación y evolución del negocio es de suma importancia; requiere líderes con pensamiento y una visión amplia y abierto de la realidad y de las nuevas tendencias y modalidades que ha traído consigo la tecnología, capaces de gestionar cada elemento teniendo en cuenta a todos los miembros de la organización. El liderazgo empieza con el ejemplo, lo directivos de las empresas son los primeroque deben dar paso a las nuevas formas de trabajo.
  2. Generación de confianza: Es importante empoderar al equipo humano de las empresas para ofrecerles mayor autonomía en la realización de sus actividades. Esto implica generar confianza. Confianza en si mismos para que reconozcan sus conocimientos y habilidades y que cuentan con la capacidad para agregar valor sin presencialidad. Confianza de los directivos hacía su equipo; reconocer que aunque no esten presentes siguen siendo valiosos y cumpliendo con los resultados. Confianza para hacer propuestas y sugerencias. La confianza se construye en doble vía y a través de una adecuada comunicación.
  3. Elección de la metodología de trabajo: Creer que para teletrabajar solo se necesita de internet, ordenadores y dispositivos móviles es un gran error. Implementar el teletrabajo requiere de muchos factores y uno de ellos es la adopción de una metodología que se adapte a las necesidades, capacidades y habilidades del equipo de trabajo. Para los líderes supone un gran desafío implementar una nueva metodología en tan poco tiempo, lograr que todos sus empleados se adapten desde la distancia requiere de paciencia, comprensión y sobre todo apoyo y disposición de los gerentes y directivos para orientarlos a encontrar la mejor forma de adaptarse.
  4. Herramientas tecnológicas: Elegir las herramientas tecnológicas que satisfagan las necesidades de la organización no es tan sencillo como parece y mucho menos cuando careces de personal calificado para manejarlas. El hecho de que el trabajo en casa sea la única opción que tienen muchas empresas provoco el interés en los gerentes de proveer las herramientas necesarias para poder mantener el contacto con sus empleados de manera efectiva, realizar trazabilidad a sus procesos y continuar con sus operaciones ya sea de modo virtual, sin embargo, el reto que trae consigo esta medida es significativo teniendo en cuenta que en una misma empresa existen personas de distintas generaciones y que muchas de estas no tiene un manejo adecuado de la tecnología, llevara a los gerentes a pensar en las estrategias y medidas que deben ejecutar para capacitar al personal en el menor tiempo posible y así no afectar los procesos.
  5. Manejo del estrés laboral: Escuchar en estos tiempos a los trabajadores decir que prefieren trabajar en sus oficinas que desde casa es el resultado de los cambios bruscos que han tenido que pasar por efecto del Covid-19. El estrés laboral comienza a hacer efecto lo que indudablemente atentara contra la productividad de los mismos, es por esto que los gerentes deben implementar las tácticas o métodos pertinentes para hacer frente a este trastorno emocional por el que atraviesen sus empleados, sin duda alguna representa un gran reto. (Leer ¿Cómo prevenir el estrés laboral en tiempos de trabajo remoto?)

La clave para hacer frente a esta situación está en poder sacar lo positivo de cada adversidad, buscar e implementar las estrategias adecuadas para superar los retos que se nos presente, arriesgarnos y enfrentar el miedo es el mejor camino para conocer de lo que somos capaz y lograr marcar una diferencia en nuestras vidas tanto en lo laboral como en lo personal.

“Desafíate a ti mismo: es el único camino que conduce al crecimiento”- Morgan Freeman

 

Sobre el Autor:

Yuliana Padilla Torreglosa. Líder de proyectos Cartagena de Pyme Project SAS. Ingeniera Industrial con experiencia en estrategia organizacional, identificación, aplicación y optimización de los procesos de las organizaciones.

Perfil de linkedin

¿Cómo prevenir el estrés laboral en tiempos de trabajo remoto?

¿Cómo prevenir el estrés laboral en tiempos de trabajo remoto?

Al inicio de la cuarentena veía en el trabajo y en las reuniones virtuales una forma de distracción y escape a la situación que vivimos. Tiempo después, no quería tener más reuniones virtuales, me costaba concentrarme y me sentía agotado física y mentalmente.

Al inicio empecé muy motivado, tenía la posibilidad de mantenerme activo y no tenía que gastar gran parte de mi tiempo en el tráfico de la ciudad. Sin embargo, las reuniones virtuales y la preparación de estas me fueron consumiendo; preparar el contenido, estar pendiente del internet, de la cámara; convertir contenidos presenciales en virtuales; empecé a tener jornadas de 6 am a 12 pm frente al computador; eso de estar más tiempo con la familia se convirtió en una ilusión; empecé a sentir los síntomas del “Burnout” o “Síndrome del quemado”.

Este síndrome, enfermedad aceptada por la Organización Mundial de la Salud, se caracteriza por un estado de agotamiento emocional, una actitud de “fastidio” frente al trabajo y bajas en la productividad. Por lo general, es consecuencia de un estrés laboral crónico y el estilo de vida de los individuos y puede tener consecuencias muy graves, tanto a nivel físico como psicológico. Los síntomas más comunes son depresión, ansiedad y sentimientos de ineficiencia.

El trabajo en casa o el teletrabajo son una nueva oportunidad para las empresas y para los individuos, más allá de la cuarentena, sin embargo, es muy importante tomar ciertas medidas para garantizar nuestra salud física y mental, así como, la de nuestros trabajadores (Dedicaré otro artículo a profundizar en las ventajas y desventajas de esta forma de trabajo). En este artículo quiero contarles cómo, personalmente, considero se puede prevenir esta problemática basado en mi experiencia personal.

Quisiera advertir que en caso de que ya sientan la presencia del “síndrome del quemado”, al tratarse de una enfermedad, lo mejor es tratarlo con profesionales de la salud física y mental; Es un tema que se debe tomar con la mayor seriedad y no es bueno automedicarse o esperar encontrarse al límite para pedir ayuda. Las recomendaciones a continuación están enfocadas a la prevención.

Cuando inicie mi empresa, inicie a trabajar desde casa y desde el principio pude identificar los retos que esto conllevaba: manejo del tiempo, separar lo personal de lo profesional, la salud física y mental, entre otros. De allí nacen las siguientes recomendaciones (debo reconocer que, con la cuarentena actual, olvidé algunas de ellas, pero apenas empecé a sentirme agotado, las recordé, las apliqué y me han permitido sentirme mejor):

  1. Ambiente adecuado de trabajo: Es fundamental adecuar un espacio para adelantar nuestras labores; un espacio claramente separado de nuestros lugares de descanso, de alimentación y de ocio. De esta manera ayudamos a nuestro cuerpo y nuestra mente a diferenciar cuando estamos trabajando y cuando estamos en otra actividad. Este espacio debe ser de nuestro gusto, que atienda a las necesidades de cada uno, también debe ser cómodo, ergonómico y estar libre de distracciones. Procure no utilizarlo para actividades diferentes, no tomar sus alimentos en el mismo espacio de trabajo, ni tomar sus descansos ahí mismo.

  2. La pinta de trabajo: Arréglese y prepárese como si fuera a salir, esto lo hará sentir bien y nuevamente le enviará el mensaje a su cerebro de que está en modo trabajo.

  3. Establezca horarios y planifique sus días: Uno de los grandes retos es saber cuándo parar; Al no estar en una oficina, es más difícil saber cuando termina nuestro trabajo en el día. Para eso, establezca usted mismo los horarios, incluyendo los tiempos de descansos.

    Planifique las tareas que va a realizar en el día y ponga tiempos para trabajar en esas tareas. Empiece por las tareas más difíciles y así, al lograrlas, se sentirá motivado, si ya pudo con lo más difícil el resto se realizará más rápido. Además, celebre cada logro alcanzado, por pequeño que parezca, y prémiese con un descanso.

  4. Técnica pomodoro: 25 minutos completamente enfocado en una tarea + 5 minutos de descanso o en una actividad que le guste equivalen a un pomodoro. Después de 4 pomodoros, puede regalarse un tiempo más largo de descanso. Esta es una técnica de productividad muy usada por los trabajadores independientes y quienes trabajan remotamente, sin embargo, es solo una de muchas, seleccione con la que se sienta más cómodo y le de los mejores resultados.

  5. Colaboración de su familia/pareja/amigos: Si vive con otras personas, su familia, pareja o compañeros, comuníquele los horarios que ha establecido y así le pueden ayudar evitando las interrupciones durante el horario de trabajo y también a contarle cuando este termine. Si vive solo, cuentele a personas cercanas.

  6. No lleve trabajo a la “cama”: Antes el consejo era “NO lleve trabajo a la casa”, ahora aplica: no lo lleve a la cama. Una vez termine su jornada, procure dedicarse a otras ocupaciones, salga, así sea a la tienda, vaya a tomar un café, vea una película. Para pensar en el trabajo ya llegará el siguiente día.

  7. Hable con alguien al menos una vez al día: Muchos de los que viven solos y trabajan desde casa, pueden pasar mucho tiempo sin conversar con otras personas. Somos seres sociales y es muy importante comunicarnos con otros. Si no puede visitar a sus seres queridos, llame a algún amigo, familiar y conversen. Si vive con más personas dediquen un tiempo a conversar y externalizar cómo se siente.

  8. Cuide su salud: Aliméntese bien, ejercítese y respete sus horas de descanso y de sueño. El sueño es fundamental para regenerar nuestro cuerpo.

  9. Cuide el alma: Cuidarse no implica sólo cuidar el cuerpo. Es muy importante también darle paz al alma y al espiritú. Si usted profesa alguna creencia religiosa, dedique un momento del día a orar. También puede poner en práctica ejercicios de meditación o algún otro ejercicio de relajación.

  10. No tema pedir ayuda: Si en algún momento no se siente bien, comuníqueselo a su familia, a sus compañeros de trabajo y si es el caso a sus superiores o clientes y acuda a donde especialistas. No por estar en casa estamos exentos de enfermarnos.

Cada persona es diferente y debe aprender a conocerse para saber que es lo que le funciona. Estas recomendaciones me han funcionado, pero a pesar de que son muy generales, puede que no a todos les funcionen. Cuéntenme que técnicas utilizan para el trabajo en casa y que recomendaciones harían para mantenernos saludables física y mentalmente en esta nueva modalidad de trabajo.

 

Sobre el Autor:

Juan Camilo Machado Ferrucho. Fundador y Gerente General de Pyme Project SAS. Ingeniero Industrial con opción en Economía de la Universidad de los Andes. Magister en Innovación para el desarrollo empresarial del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Fundador de Pyme Project SAS - Consultoría estratégica para el crecimiento de las pymes colombianas - y de El Solar - Emprendimiento rural sostenible. Miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Egresados de la Universidad de los Andes. Ha asesorado a diferentes empresas en diversos sectores como el farmacéutico, el de la construcción, manufactura, servicios, entre otros, en gestión de la innovación y estrategia organizacional. He acompañado la creación de diversos emprendimientos con base tecnológica, de economía tradicional y también con enfoque social. Conferencista y tallerista, en diversos temas de emprendimiento e innovación.

Perfil de linkedin

Repensando el modelo de negocio en tiempos de crisis

Repensando el modelo de negocio en tiempos de crisis

Cada día, durante esta crisis que enfrenta el mundo, es habitual escuchar las frases: “todo cambió para siempre” y “nada volverá a ser igual después del virus”. Y algo de cierto hay en que, a partir de ahora, profesionales, emprendedores, empresarios e individuos en general, debemos acostumbrarnos a nuevas realidades en la forma en que vivimos, nos relacionamos y trabajamos. Sin embargo, es importante destacar que estas nuevas situaciones no han sido creadas por el virus, sino que la pandemia ha servido como aceleradora de tendencias que llevan tiempo atrás pidiendo pista en el mundo.

Los cuatro aspectos fundamentales sobre los que considero hay que reflexionar a la hora de repensar nuestros modelos de negocio son:

  1. Nueva sociedad/nuevos consumidores

Toda crisis hace que los individuos y la sociedad en general se replanteen las prioridades y cuestionen los modelos establecidos de comportamiento y de pensamiento. Esta crisis nos ha hecho ver a la humanidad mucho más vulnerable; nos ha hecho poner como prioridad el cuidado personal; valorar el tiempo en familia; resaltar el papel de algunas profesiones en la sociedad; aprender nuevas habilidades; volver a lo local; entre muchas otras.

Estamos ante la creación de un nuevo modelo de sociedad y por ende nuevas preferencias y exigencias de los consumidores. Estaremos en un mundo más empático y solidario; aparecerá una nueva generación de trabajadores que va a preferir trabajar desde casa antes que pasar 3 horas al día en el tráfico o en el transporte público; consumidores concentrados en su salud y bienestar; consumidores comprometidos con el cuidado del ambiente y motivados por apoyar los productos locales. Tendencias que ya venían surgiendo pero que con la crisis actual se vuelven fundamentales a la hora de construir las propuestas de valor de las empresas.

  1. Economía del conocimiento

El Banco Mundial (BM) la define como una economía en la que el conocimiento es creado, adquirido, transmitido y utilizado más eficazmente por personas individuales, empresas, organizaciones y comunidades para fomentar el desarrollo económico y social (Banco Mundial, 2003).

En un mundo con la mayoría del aparato productivo detenido por las medidas restrictivas, la información y el conocimiento que podemos generar a partir de ella se vuelven el eje fundamental para hacerle frente a la crisis.

Los tres principales movilizadores en una economía del conocimiento son la educación, las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y la innovación. Debemos repensar nuestras empresas teniendo como bases fundamentales estos tres elementos.

  1. Transformación digital

Hace años venimos escuchando sobre la importancia de la transformación digital en las organizaciones, sin embargo, el aislamiento preventivo tomó por sorpresa a la mayoría de las empresas y sin las competencias y habilitadores para enfrentarse al nuevo mundo digital.

La transformación digital se puede definir como la integración de las nuevas tecnologías en todas las áreas de una empresa para cambiar su forma de funcionar con el objetivo de optimizar los procesos, mejorar su competitividad y ofrecer un nuevo valor añadido a sus clientes. Va más allá solo de implementar un ERP o una página web. Requiere de un cambio en la mentalidad y en la cultura, capacitación en nuevas competencias y la generación de nuevos liderazgos.

  1. Nuevas formas de trabajo

El teletrabajo es otra de las nuevas realidades que nos deja esta crisis. Antes de toda esta situación, muchas empresas tenían miedo y desconfianza de poder operar con sus equipos de trabajo a la distancia. Ahora, se hace fundamental impulsar nuevas formas de trabajo, más productivas y flexibles que ayuden a retener talento y mejorar la productividad. Un trabajador que puede convertir horas de transporte en horas con su familia o para el bienestar personal, es un trabajador más feliz, más creativo y productivo.

Poder dar el gran salto al trabajo remoto implica generar confianza con nuestro equipo de trabajo, generar nuevas competencias y habilitadas orientadas al logro, a la innovación, al trabajo en equipo y al autoaprendizaje.

La forma en que nos relacionamos con nuestros clientes también cambió. El canal online nos abre una serie de nuevas oportunidades. Personas de la tercera edad que antes no usaban el canal digital para hacer compras, con motivo de la pandemia se han adentrado a aprender sobre el uso de la tecnología y muchos de ellos no querrán volver al canal offline. Por ejemplo, toda la gente aprendió a hacer mercado con un APP. A la hora de repensar nuestro modelo de negocio debemos encontrar el equilibrio entre los canales tradicionales y los nuevos.

Toda empresa debe estar orientada a satisfacer necesidades de un grupo de personas, que al ofrecerles una solución se convierten en nuestros clientes. Por tanto, es fundamental tener en cuenta y apropiar estas tendencias en el diseño y re-diseño de nuestros modelos de negocio.

Para realizar este proceso y hacer frente a la crisis, con miras a reinventarse y poder sostenerse en el tiempo, quiero compartir cuatro consejos:

  1. Mantenga la calma e involucre a todo el equipo de trabajo

Aunque la situación es de alta incertidumbre y esto nos pueda generar miedos y preocupaciones, es fundamental mantener la calma. Esa misma preocupación que tienen los directivos de las empresas, la tienen todos los miembros sus equipos de trabajo; envíe un mensaje de calma y convídelos a pensar nuevas formas de hacer las cosas y a identificar necesidades en medio de la crisis. Una sencilla invitación a aportar ideas generará mayor compromiso con la organización.

Entre más personas, con diferentes conocimientos, perspectivas, habilidades y características, mayor número de ideas y soluciones se podrán obtener.

  1. Identifique las fortalezas de su modelo actual. ¿En qué es muy bueno hoy?

Identifique esos aspectos de su modelo de negocio, de sus recursos y sus procesos en lo que ya es muy bueno hoy; Esos aspectos que, si tuviera que cambiar de negocio, podría seguir haciendo y que se convierten en su mejor ventaja competitiva en cualquier industria.

Ejemplo: Tiene una tienda de ropa y su mayor fortaleza esta en el diseño. Los clientes los buscan sin importar si tiene tienda o no, porque aman sus diseños.

  1. Desarrolle al máximo la observación y enfóquese en resolver problemas a la gente.

Observe su entorno, evalué las tendencias (las que vimos al inicio del artículo y otras más) e identifique que necesidades, frustraciones tienen sus clientes o nuevos consumidores. Identifique oportunidades en la aparición de nuevas tecnologías, nuevos segmentos de mercado, casos exitosos de otras industrias que pudiera implementar en su modelo de negocio.

Recuerde que toda empresa debe satisfacer necesidades y solucionar problemas de la gente. Busque ponerse en los zapatos de los usuarios y entender su frustraciones y deseos y seguro podrá generar y captar mucho valor.

  1. Utilice herramientas de creatividad e innovación.

Con sus fortalezas y sus debilidades identificadas, y también las oportunidades y amenazas, proceda a utilizar técnicas de creatividad e innovación para idear y crear su nuevo modelo de negocio.

¿Las preguntas del tipo «y si...?» le pueden ayudar a desafiar premisas convencionales e idear nuevas formas de resolver los problemas y generar valor. Genere diferentes modelos de negocio, prototipeé de manera rápida y salga a conversar y validar con los usuarios.

Otras herramientas que puede utilizar son: Design thinking, Lean Startup, Método TRIZ, Océanos azules, Vigilancia tecnológica, QFD – Despliegue de la función de calidad, Análisis de valor, entre otras.

Finalmente, NO hay fórmulas exactas, ni modelos que funcionen para todos los casos. Atrévase a pensar más allá de lo convencional, a aprovechar su conocimiento y el de su equipo, sus fortalezas y vean en esta crisis una nueva oportunidad para crear valor.

¡Mucho éxito!

 

Sobre el Autor:

Juan Camilo Machado Ferrucho. Fundador y Gerente General de Pyme Project SAS. Ingeniero Industrial con opción en Economía de la Universidad de los Andes. Magister en Innovación para el desarrollo empresarial del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Fundador de Pyme Project SAS - Consultoría estratégica para el crecimiento de las pymes colombianas - y de El Solar - Emprendimiento rural sostenible. Miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Egresados de la Universidad de los Andes. Ha asesorado a diferentes empresas en diversos sectores como el farmacéutico, el de la construcción, manufactura, servicios, entre otros, en gestión de la innovación y estrategia organizacional. He acompañado la creación de diversos emprendimientos con base tecnológica, de economía tradicional y también con enfoque social. Conferencista y tallerista, en diversos temas de emprendimiento e innovación.

Perfil de linkedin

[WEBINAR] Repensando el modelo de negocio en tiempos de crisis

[WEBINAR] Repensando el modelo de negocio en tiempos de crisis

Las épocas de crisis son el escenario perfecto para que muchas empresas cierren, pero la historia ha demostrado que estas épocas también son ideales para la aparición de empresas innovadoras, solidas y rentables. Las empresas con mayor capacidad de adaptar su modelo de negocio a los cambios del entorno serán las que puedan sobresalir y mantenerse en el mercado más allá de la crisis. En este webinar presentaremos herramientas para repensar el modelo de negocio y adaptarlo a las nuevas necesidades del mundo.

 

Sobre el Autor:

Juan Camilo Machado Ferrucho. Fundador y Gerente General de Pyme Project SAS. Ingeniero Industrial con opción en Economía de la Universidad de los Andes. Magister en Innovación para el desarrollo empresarial del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Fundador de Pyme Project SAS - Consultoría estratégica para el crecimiento de las pymes colombianas - y de El Solar - Emprendimiento rural sostenible. Miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Egresados de la Universidad de los Andes. Ha asesorado a diferentes empresas en diversos sectores como el farmacéutico, el de la construcción, manufactura, servicios, entre otros, en gestión de la innovación y estrategia organizacional. He acompañado la creación de diversos emprendimientos con base tecnológica, de economía tradicional y también con enfoque social. Conferencista y tallerista, en diversos temas de emprendimiento e innovación.

Perfil de linkedin

Publish modules to the "offcanvs" position.